Membresía a la academia online de patronaje 15€ mensual

Ver más aquí

Menú principal


Historia de una adicta a la costura

Academia online
de patronaje para
creadores

"Cuenta la leyenda que una vez hace mucho mucho tiempo, en el reino de Valencia, nació una niña con agujas en vez de dedos."

¡Nah, ya paro! Esto solo puede derivar en una mala versión de Eduardo Manostijeras.

¡Hola a todxs! Mi nombre es Andrea López y tras muchos traspiés y vueltas de coco por fin he decidido dar el paso para poner en marcha este proyecto personal. Es extraño porque si me hubiérais visto a los 8, 9, 10 años lo que menos pensarías es que la moda se convertiría en mi pasión tan sólo unos cuantos años después.
Recuerdo cuando a los 13 años entraba en los foros de moda y estilo, confieso que era asidua en los foros de Vogue. Recuerdo particularmente también ese hilo de manualidades que posiblemente encendió el interruptor que me ha traído a donde estoy hoy.

andrea_lopez_foto_quien_soy

:::::::::::::::::::::::::::::::

Mi primera toma de contacto con la aguja fue justo a esa edad, iría a 2º o 3º de la ESO y tras descubrir lo que hacían esas chicas empecé a coser pequeños broches de fieltro que mi madre llevaba para que me los vendieran en la panadería. Durante esa misma época empecé a visitar con mis amigos los salones y eventos manga de mi ciudad y al ver a la gente disfrazándose y haciéndose sus propios trajes lo único que pude pensar siendo que ya había puesto un pie en todo este mundillo costuril fue que yo también quería intentar hacer eso.

Los primeros pinillos fueron a mano, sin conocimientos, sin patrones y por supuesto sin máquina de coser. ¡Pero llegó el día! A los 16 años, el día de mi cumpleaños, mi abuela me regaló mi primera máquina de coser. Creo es la típica máquina que ponen de oferta en el Lidl de vez en cuando pero han pasado 9 años desde entonces y sigue funcionando igual de bien que el primer día a pesar de que os puedo asegurar que le he metido mucha pero que mucha caña.

Tengo que decir que aunque conozco de sobra mi pasión nunca tuve muy claro qué hacer con mi vida a pesar de ser buena estudiante. De hecho creo que precisamente el cánon de ser buena estudiante me marcaba un compromiso estúpido en el que crees que no debes “desperdiciar” tus posibilidades con según que cosas si nadie te ha explicado que esto de la moda, el diseño o las artes son una opción tan válida como cualquier otra. La cosa es que aunque me equivoqué varias veces finalmente estudié un grado de Diseño de Moda. Gané un par de premios de diseño por el camino, lo complementé con algunos cursos de patronaje y confección y, finalmente, cuando acabé la carrera me di cuenta de que esos años habían sido sólo la introducción para hacerme un panorama general de lo que es en realidad la moda. Fue en ese momento cuando de verdad me dí cuenta de que esto es lo mío y a partir de ahí era mi responsabilidad profundizar más allá.

Un año más tarde decidí dar un paso más allá. Si bien adoro toda la parte técnica y creativa de lo que ofrece la moda, en lo referente a la comunicación, eso que dicen de venderse a uno mismo, era básicamente una caca pinchá en un palo. Y como admito que tengo una personalidad un poquillo ambiciosa, nah, ya digo que sólo un poquillo… hice las maletas y me mudé a Barcelona para estudiar un Master en Marketing y Comunicación especializado en Moda y convertir lo que consideraba una debilidad en algo positivo.

Unos meses después de acabar esa experiencia puedo decir que no sólo sigo viviendo en Barcelona, sino que he descubierto un amor oculto por un nuevo campo, el marketing digital, que es precisamente el último impulso que me faltaba para poner en marcha algo que llevaba rondando por mi cabeza un tiempo.

 

Así pues, la guinda del pastel la quiero poner con PatternCos, que es por lo que al fin y al cabo estáis aquí. PatternCos es un proyecto personal en el que quiero juntar mis tres pasiones: en primer lugar la moda, el diseño y el estilismo, en segundo lugar el cosplay y el diseño de época y por último el patronaje y la confección desde un punto de vista técnico y metódico a la par que creativo.
Este proyecto no se centra únicamente en el blog sino también en un canal de Youtube llamado PatternCos Tv donde iré subiendo tutoriales y proyectos que llevo a cabo. Si antes os contaba que si alguien me hubiera dicho que tan solo unos años después adoraría la moda no lo habría creído, ya os digo que si además me decía que acabaría subiendo vídeos a Youtube creo que directamente me habría reído en su cara hasta quedarme sin aire.

¿Moraleja? “Nunca digas nunca”, “Nunca digas de este agua no beberé”, “Nunca digas este cura no es mi padre”… En definitiva ¡que calladitos estamos todos más guapos!