Membresía a la academia online de patronaje 15€ mensual

Ver más aquí

Menú principal

Cómo embeber un tejido

El post de hoy os lo debía porque se trata de una técnica que he nombrado en varios vídeos pero todavía no había explicado cómo se hace. Vamos a ver un tutorial súper rápido y fácil para aprender a embeber un tejido.


¿Qué significa embeber un tejido?

Cuando hablamos de embeber una tela nos referimos a coser dos piezas de tejido cuando una de las dos piezas tiene una distancia superior a la de la otra, es decir, sería algo así como coser una pieza de 14 cm. junto con otra de 16 cm. y que en la costura no aparecieran pliegues ni pellizcos.

Esta técnica se suele utilizar para dar un poco de holgura en algunas costuras. Un ejemplo de ello sería lo que vimos en el tutorial de las sisas, con la copa de la americana. En ocasiones la copa de la manga suele tener un par de centímetros de más respecto al recorrido de la sisa en el cuerpo para dar precisamente esa holgura. Hay veces que también se hace en la costura de hombro de las camisas, siendo la pieza de la espalda un pelín más grande que la del delantero.

Es una técnica que está muy bien conocer pero que no debemos usar para ocultar errores de malas medidas en los patrones o algo por el estilo. Aunque si embebemos el tejido la costura nos quedará bien, el lado del tejido que hemos embebido quedará con más volumen y si eso no era lo que queríamos en un primer momento quedará mal a la vista. En el vídeo lo podréis apreciar mejor, es de tan solo 5 minutos y estoy segura de que os será de ayuda 😀

Cómo embeber un tejido

Cuando embebemos una tela, la pieza de tela más larga es la que tenemos que colocar debajo. Tenemos que sujetar firme la pieza de arriba cuando empecemos a hacer el pespunte para que la pieza de abajo vaya corriendo por el prensatelas a una velocidad más rápida que la de arriba, puesto que la estamos manteniendo sujeta con la mano.

Mirad la imagen. La costura está bien hecha pero si miramos el lado derecho veremos algunas ondulaciones en el tejido. Este es el lado que correspondería al que era más grande de medida. Y esta es la razón por la que no debemos utilizar la técnica de embeber para esconder errores.

Aquí he planchado el tejido en plano y por eso ha quedado arrugado al intentar planchar una zona abombada en liso, así pues la forma correcta de plancharlo sería utilizando un cojín de sastre. Tenéis un tutorial muy sencillo en el blog por si no tenéis ninguno 😀

Espero que os haya gustado el tip rápido de hoy. Si tenéis dudas respecto al tema me lo podéis dejar en los comentarios.


¡Nos vemos en el próximo post!

Déjanos tu comentario y cuéntanos si te ha resultado útil el contenido de este post